Instalaciones

Nuestro proyecto arranca en la finca de  Son Vives el año 1986  siendo pioneros en la recuperación de la Malvasía  variedad presente en nuestras tierras al menos desde el s. XVI, . Allí mantenemos la antigua bodega, que alberga  las  barricas de roble francés y centroeuropeo que usamos para la crianza y el envejecimiento de nuestros vinos.

Ubicadas a la salida del pueblo en dirección a Estellencs, las nuevas instalaciones, que cuentan con una capacidad de 25.000 l, se pusieron en funcionamiento en septiembre de 2007 para elaborar la vendimia de aquel año. Es un  lugar único entre el mar y la montaña ideal para la degustación de nuestros vinos.

Tanto la elaboración del vino como el cuidado de la viña se realizan de forma artesanal, sin renunciar a los equipamientos y las técnicas más avanzadas: criomaceración, fermentación a temperatura controlada y maquinaria y depósitos de acero inoxidable.